Tras dos intensos días hablando de cosmética en Cosmetorium, volvemos a la rutina pero con algunas cosas aprendidas. De Irene Zaldivar nos quedamos con su ponencia sobre “Cosmética infantil: reglamentación y métodos de evaluación”.

En los últimos años se ha llevado acabo un aumento considerable en la oferta de productos cosméticos en el mercado, y cada vez es mayor la diversificación y especificación de dichos productos, con orientaciones muy concretas y personalizadas.

Un grupo extremadamente sensible, y que merece toda nuestra atención, es el de los niños y bebés, los cuales, son todavía más susceptibles a padecer determinados efectos tóxicos.

De aquí, la importancia de llevar a cabo una evaluación de la seguridad específica de los productos cosméticos destinados a este sector de la población, sin perjuicio de otros requisitos y directrices establecidas por las autoridades competentes.

La agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, con objetivo de facilitar la aplicación del artículo 10 del Reglamento (CE) No 1223/2009 sobre los productos cosméticos, ha editado una guía específica para fabricantes y evaluadores de la seguridad: “Cosméticos seguros para niños pequeños”

En esta guía del Comité de Expertos en Productos Cosméticos (P-SC-COS) se hace hincapié en la importancia de llevar a cabo una evaluación de la seguridad específica de los productos cosméticos destinados a niños, especialmente menores de tres años.

A grandes rasgos, se puede decir que la piel de un bebé es similar a la de un adulto. Sin embargo, queda demostrada la evidencia de que determinados riesgos añadidos en los bebes, los cuales no están presentes en la piel adulta.

La complejidad del tema hace evidente la necesidad de prestar una atención especial tanto en el estudio como en el tratamiento de este tipo de productos. Entre otros aspectos a tener en cuenta destacan:

  • Sustancias prohibidas.
  • Sustancias no permitidas, salvo restricciones establecidas.
  • Colorantes permitidos.
  • Conservantes permitidos.
  • Filtros UV permitidos.

A la hora de testar y probar estos cosméticos nos encontramos con una serie de métodos de evaluación determinados:

  • Evaluación microbiológica.
  • Challenge test.
  • Estudios In Vivo.

Dentro de los estudios In Vivo nos encontramos con ; patch test, open test, HRIP, fotopatcht test, test de uso, estudios de eficacia.